¿QUÉ ES EL CHANTAJE EMOCIONAL? 

¿Quién más y quien menos ha tenido en su vida alguien, a quien apaciguar para no crear más problemas?. 

O bien permanecemos en constante conflicto por la presión que recibimos hacia algo que no nos conviene. 

Una frase muy común del chantajista emocional es:” Si no haces lo que quiero que hagas ya veras…….”

Al chantajista emocional no le preocupa si el otro es feliz con tal de que el consiga lo que quiera. 

Algunos aspectos relacionados con el chantaje emocional son: 

-Amenazar con poner las cosas difíciles, incluso terminar la relación si no se hace lo que ellos quieren

-Achacar el sufrimiento que padecen a nuestro incumplimiento del tipo que sea. 

-Prometer mucho si se acuerda lo que quieren. 

-Ignorar y menospreciar nuestros pensamientos y sentimientos con relación a algo. 

-Utilizar dinero o cariño como recompensa según les demos o no lo que queremos. 

PASOS DEL CHANTAJE EMOCIONAL. 

1-El chantajista pide algo. 

2-El otro se resiste. 

3-El chantajista presiona: ¡solo quiero lo mejor para nosotros! ¿o es que no me amas?”. 

4-El chantajista amenaza:” quizá deberíamos dejarlo”. 

5-El otro cede ante la exigencia, ante el peligro. 

6-El chantajista dado que el modelo funciona, repite la pauta y somete. 

LA MENTE DEL CHANTAJISTA. 

Generalmente son individuos frustrados dispuestos a hacer lo que sea para obtener lo que consideran importante. Personas que se cuelgan o enfadan con nosotros poniéndonos a prueba continuamente ya que es el método que han adoptado para protegerse de una posible perdida. El chantajista crea una atmósfera de necesidad y posesión, haciéndonos saber lo solos y deprimidos que están cuando nos ausentamos.

Muchos de nosotros NO, nos podríamos mantener firmes cuando se nos amenaza con una ruptura económica, con un divorcio o enfrentando una ira extrema y malos tratos. 

*Una hija en la frágil etapa de desengancharse de las drogas, gestiona un préstamo diciendo:” si no lo haces vuelvo a ser como era”. Conviene recordar que en el chantaje emocional se da la impresión de que todo se debe a ti y que toda la culpa tuya cuando en realidad, en la mayoría de las ocasiones el tema no va contigo. 

Hay diferencia entre los conflictos y discusiones familiares que, por otra parte, se dan en la mayoría de las relaciones y un patrón de manipulación cuando una persona aumenta su poder a expensas de la otra. Los conflictos saludables nunca intentan dar una paliza emocional (insultos) a la otra persona. Cuanto mas nos convertimos en lo que el chantajista quiere, mas perdemos de vista lo que somos. 

¿POR QUÉ SOMOS VULNERABLES? 

La idea de que nos abandonen nos lleva a cualquier cosa por evitarlo. Podemos funcionar a un nivel muy alto en el trabajo, en la sociedad, en la vida en general y sin embargo, nos venimos abajo ante cualquier rechazo de nuestra pareja. En realidad, el miedo al abandono es la madre de todos los miedos. Para ello hay que aprender a como mantenernos firmes y ser capaz de decirle al chantajista que lo que esta haciendo no es aceptable.